Evaluación de la audiencia de rendición de cuentas en Villa María del Triunfo
05/05/2017

A cuatro meses de realizada la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas en Seguridad Ciudadana en el distrito de Villa María del Triunfo, las y los integrantes del Colectivo de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la zona de José Carlos Mariátegui  volvieron a reunirse.

Tal encuentro, llevado a cabo el pasado 27 de marzo, tuvo por objeto evaluar los avances y retrocesos alcanzados en materia de seguridad ciudadana tras la realización de la audiencia desarrollada el 3 de diciembre del año pasado. En esta audiencia, el comisario saliente informó a la ciudadanía sobre el trabajo que se venía realizando en el sector para fortalecer la labor de la policía comunitaria, así como para mejorar las intervenciones policiales. También dio a conocer que los recursos policiales –50 efectivos policiales, 11 patrulleros (solo 7 están operativos) y 4 motos (solo 2 operativas)– eran insuficientes para atender a una población tan grande.

Esta evaluación, que fue corroborada por las y los líderes vecinales de la zona, como el padre Juan Febrero y el nuevo comisario Mayor PNP David Mego Pérez  (quien estuvo acompañado por un equipo de oficiales), fue de máxima importancia no solo porque permitió identificar avances y retrocesos, sino porque además facilitó el intercambio de propuestas concretas para mejorar la situación de la inseguridad en el distrito. Lamentamos, sin embargo, que así como ocurrió en la audiencia, el actual alcalde tampoco haya participado en esta segunda reunión, a pesar de las múltiples invitaciones que se le hicieron llegar a su despacho municipal.

Evaluación de avances y retrocesos en seguridad

La mayoría de vecinos y vecinas asistentes a la reunión, señaló que la seguridad en el distrito continúa siendo deficiente, que no se ha avanzado  nada y que, al contrario, los niveles de inseguridad han ido en aumento.

Según informaron, las autoridades políticas nunca se hicieron cargo ni le dieron importancia al problema. Asimismo, indicaron que desde febrero, mes en el que vacaron al alcalde, el señor Ignacio Chilingano Villanueva (antes Teniente Alcalde) está tratando de asumir su función y enfrentar la inestabilidad en el sector, luego del desfile de Gerentes de Seguridad Ciudadana que pasaron por la Municipalidad.

Las y los vecinos de José Carlos Mariátegui precisaron que la situación ha empeorado desde 2016: hay más asaltos con armas de fuego (a personas y a viviendas) y mayor presencia de jóvenes (algunos son desconocidos que han llegado a la zona, causando gran temor en la población) que se ubican en las esquinas para luego posicionarse del lugar y llevar a cabo asaltos durante el día y la noche.

Los principales problemas identificados por la comunidad fueron los robos callejeros y en mototaxis, los robos a viviendas, el consumo de alcohol y drogas,  las fiestas callejeras y la falta de iluminación de parques y paraderos. Frente a ello, la mayoría de vecinos y vecinas expresó sentirse muy inseguros pues las autoridades no están haciendo nada para prevenirlos.

Evaluación de la función de las autoridades e instituciones

La mayoría de participantes en la reunión señaló que la gestión del alcalde saliente había sido pésima, pues no se interesó por la seguridad ciudadana –prueba de ello era que no participaba en las reuniones con los vecinos– ni cumplió con las expectativas que tenía la población que lo eligió; y que por eso el distrito estaba abandonado.

Respecto a la función de la policía, las vecinas y vecinos indicaron que esta había sido regular, pero que entendían que dicha calificación también se debía a la falta de logística y personal policial, que siempre fue desproporcional en relación a la cantidad de habitantes que tiene la zona de José Carlos Mariátegui. Además, evaluaron de manera positiva la buena actitud de la policía de acercarse a la comunidad fortaleciendo a las juntas vecinales, con quienes empezaron a trabajar más activamente desde el 2016.

Por último, frente al trabajo que realizan los serenos, la mayoría de asistentes dijo que solo los veían recorrer algunas zonas, pero no la puesta en marcha de un plan operativo que resolviera el problema de las y los vecinos. Algunos participantes inclusive sostuvieron que no había serenos en los lugares donde ellos vivían.

Propuestas concretas

Culminada la evaluación, las y los vecinos presentaron las siguientes propuestas:

1.- Coordinar con las autoridades, dirigentes, y líderes vecinales para  trabajar en base a un plan de acción en medidas preventivas de seguridad.

2.- Desarrollar programas de prevención para jóvenes, campeonatos deportivos, teatro, arte, cines abiertos al aire libre, activación de parques abandonados.

3.- Mayor comunicación entre la policía, el alcalde y las y los vecinos.

4.- Para garantizar un mejor trabajo policial se propuso que éste se realice por cuadrantes, para así tener mejores resultados de las intervenciones policiales, así como del trabajo comunitario y la incorporación del grupo terna.

5.- Proteger las Lomas de Paraíso, preservando y mejorando el medio ambiente cuidado por parte de la comunidad.

6.- Realizar charlas de prevención en los colegios (sobre temas como drogas o pandillas), y elaborar un documento para que sea presentado a la UGEL y al Ministerio de Educación.

7.- Cumplir con el cierre de bares y cantinas que venden licor fuera de la hora permitida según ordenanza municipal.

8.- Cumplir con el cierre de fiestas callejeras, prohibidas según ordenanza municipal.

9.- Realizar talleres de prevención en seguridad ciudadana en los Asentamientos Humanos que se encuentran en las periferias de la zona de José Carlos Mariátegui.

10.- Recuperarlos espacios públicos destinados a los trabajos de prevención para los jóvenes.

11.- Trabajar con las familias y con las y los maestros, para apoyar a las y los jóvenes de las comunidades.

12.- Realizar charlas en prevención sobre violencia familiar, que lleguen casa por casa y tener un padrón de identificación.

13.- Realizar patrullajes mixtos en las zonas de mayor incidencia delictiva (en las riveras de Pamplona SJM – zonas altas de Paraíso, Parque Ollantay).

14.- Realizar talleres de prevención frente a los desastres naturales (Ministerio del Interior, Cruz Roja).

15.- Elaborar propuesta de plan zonal de José Carlos Mariátegui, diagnóstico situacional y plan de actividades en base a propuestas y estrategias de intervención.

Próximos pasos

Para dar continuidad y sostenibilidad a estas propuestas, se elaboró un plan de acción inmediato con las y los vecinos que permita desarrollar y coordinar las diversas estrategias a nivel de la zona. En el marco de este plan, se ha programado un encuentro ciudadano para el día 25 de junio, a las 10 de la mañana, en el auditorio del Colegio Fe y Alegría  Nro. 4 – José Carlos Mariátegui.

Se trata de un evento de evento de máxima importancia, especialmente porque tras varios años de indiferencia de las autoridades locales, en esta oportunidad sí participará el nuevo alcalde del distrito, quien escuchará las inquietudes y preocupaciones de las y los vecinos sobre los problemas de inseguridad ciudadana que ocurren en la zona.

Reflexión final

Este tipo de reuniones y encuentros ciudadanos son útiles porque permiten medir los niveles de inseguridad en las comunidades, y de manera especial, la acción de los principales actores, como la Municipalidad y la Policía, frente a graves problemas como la desproporción policial, poco presupuesto, escasa inversión en medidas preventivas, ausencia de proyectos para jóvenes, etcétera. Esto es importante porque con frecuencia cada autoridad o institución cumple un plan operativo de manera aislada, que no permite unificar los esfuerzos que realmente las comunidades más alejadas necesitan.

A pesar de todas estas dificultades, tenemos que resaltar la labor de las y los vecinos que no bajan la guardia, así como la presencia de la Iglesia. Es este movimiento ciudadano el que, pese a no contar con el respaldo del gobierno local, ha salido al frente planteando propuestas de acciones concretas para la prevención de la violencia, en las cuales asumen la responsabilidad de trabajar en beneficio de su comunidad desde las organizaciones de base en las que cada quien participa.