04/06/2016

En el Perú, la inseguridad es un mal que destroza la vida, afecta la economía, deteriora la convivencia y mantiene en zozobra a las personas. Un alto número de ciudadanos piensa que será víctima, la delincuencia se hace más violenta, los homicidios tienen una ligera alza y, las instituciones encargadas de brindar seguridad no cumplen de manera cabal su función, y más aún, son instituciones asociadas a la corrupción. Por ejemplo, según el Latinobarómetro, los peruanos no confían ni en su policía ni en el poder judicial. Entonces: ¿qué hacer en una situación de más violencia y donde las personas desconfían de sus instituciones?  

En vista de este contexto, el Instituto de Defensa Legal y la Región Policial Lima, sociedad civil y policía, decidieron trabajar de manera conjunta para contribuir a revertir esta situación a través de un curso sobre policía comunitario. Este enfoque ha dado extraordinarios resultados a modo de piloto en el Cerro El Pino del distrito de La Victoria y, en otros países como Nicaragua. El caso de Nicaragua esclarece la potencia de este modelo pues este país tiene uno de los ingresos más bajos de la región, está al costado de los países más violentos del mundo, en los años 90 pasó una de las peores crisis económicas y recientemente estuvo en medio de conflictos políticos, y aun así, tiene la tasa de homicidios más baja en Centroamérica y una de las policías con más confianza en América Latina. Todo hace suponer que a pesar de tener un contexto adverso el modelo de policía comunitaria puede brindar resultados extraordinarios. Por ello, la Región Policial Lima y el Instituto de Defensa Legal  desarrollaron el “2do Curso de Policía Comunitario” que estuvo dirigido a los 111 comisarios de Lima Metropolitana con el objetivo de fortalecer sus capacidades en el modelo de policía comunitario.

Este evento se llevó a cabo en las instalaciones del Hotel María Angola los días 15, 16 y 17 de marzo de 2016 y contó con la presencia del Teniente General PNP Salvador Iglesias Paz, Jefe del Estado Mayor de la PNP; General PNP César Gentille Vargas, Jefe de la Región Policial Lima; Cesar Bazán Seminario, coordinador de IDL-Seguridad Ciudadana; Gustavo Gorriti, Director de IDL-Reporteros; Coronel PNP José Martínez Pinto, Jefe de la Oficina de Participación Ciudadana; entre los generales y coroneles de las divisiones territoriales de Lima, invitados y los destacados expositores.

El evento tuvo tres etapas. La primera, exposiciones magistrales de expertos en el tema, entre los que podemos destacar al general PNP César Gentille Vargas que tuvo a su cargo la exposición “Lineamientos para ser un comisario comunitario en el Perú” donde detalló el perfil que deben cumplir los comisarios en su trabajo diario. Por su parte el Coronel (r) PNP Roberto Lujan Jara expuso el tema “Enfoque y planificación para el trabajo del policía comunitario” donde señaló que la prevención debe ser planificada para optimizar los resultados. Mientras que Gustavo Gorriti con su exposición magistral “Seguridad Ciudadana en América Latina y el policía comunitario” ofreció un panorama regional de la violencia y las distintas experiencias de policía que viene funcionando y no, asimismo detalló los resultados positivos que genera la aplicación del enfoque de policía comunitario. A su turno, el Comandante PNP Guillermo Bonilla expuso el tema “Inteligencia y policía comunitaria para la prevención, control y persecución del delito desde los factores de riesgo” en el que mostró cómo pensar y hacer inteligencia policial no solo para el crimen organizado sino para disminuir los factores de riesgo. Por último, y no menos importante, se contó con la exposición de la dirigente vecinal, Hilda Luque, sobre la “Visión de la comunidad respecto al trabajo Policía Comunitario” donde detalló la importancia de las juntas vecinales y el rol que deben cumplir -desde la visión de una ciudadana- los policías.

La segunda parte del curso fue aún más interesante. Se realizaron talleres por grupos de comisarios, estos grupos obedecieron a sus divisiones territoriales (DIVTER), y trataron dos temas: problemas de acercamiento entre la policía y la comunidad y, la planificación en el trabajo preventivo policial, para ello se contó con los facilitadores Comandante PNP Guillermo Bonilla, Comandante PNP José Carmen Paz y el Coronel (r) PNP Roberto Lujan. En el caso de los problemas de acercamiento a la comunidad se realizaron sociodramas o teatralizaciones a través de un juego de roles, así mostraron las principales dificultades del trabajo preventivo entre la policía y comunidad. Los temas que escogieron los grupos de comisarios son más que ejemplificadores: problemas de atención al público por actitud del personal policial, dificultades para acercarse a la comunidad por desconfianza ciudadana, desconocimiento de la interculturalidad por el policía y politización dentro de las juntas vecinales. Por otro lado, el segundo taller estuvo dedicado planificar el trabajo preventivo.

La tercera parte del curso, el tercer día, fue la ceremonia de clausura. En ella el Coronel PNP Martínez Pinto agradeció la participación de los comisarios, luego Arturo Huaytalla, investigador de IDL-Seguridad Ciudadana, expuso las conclusiones del curso. Entre estas conclusiones destacan tres:

  1.  El trabajo con la comunidad da mejores resultados a mediano y largo plazo, al menos, en cuatro componentes: confianza en la policía, menor percepción de inseguridad, contribuye a disminuir la delincuencia y mejora la información con la inteligencia vecinal.
  2. La aplicación del modelo policía comunitaria en Lima presenta dificultades en su implementación en dos dimensiones. A) Dimensión institucional: falta de equipos, inadecuada infraestructura y estructura policial que prioriza el control y no la prevención. B) Dimensión personal policial: poca profesionalización y actitud del personal de subalterno y oficiales.
  3. La policía presenta vivo interés no solo en conocer sino en desarrollar un trabajo con la comunidad, donde el eje central es la reducción de la delincuencia desde la prevención. 

Luego, se realizó la entrega de certificados a todos los comisarios, en esta entrega participó Nancy Mejía, investigadora de IDL-Seguridad Ciudadana. Por último, el curso fue clausurado por el General PNP Jorge Pérez Flores, encargado de la Zona Sur de Lima.

El espacio no solo sirvió para escuchar a expertos en la materia sino reconocer la ruta de oportunidades y dificultades del trabajo de policía comunitario. Una apuesta que no termina en un curso, sino abre nuevos desafíos por la conquista de la seguridad.