Alianza estratégica en la Región Policial Callao

El domingo 28 de abril se realizó en la comisaría del centro poblado de Mi Perú (Ventanilla) el primer encuentro vecinal sobre seguridad ciudadana del 2013, cuyo objetivo fue fortalecer la relación entre la Policía Nacional del Perú, las Juntas Vecinales (JJ.VV.) y la Municipalidad. Esta actividad forma parte de un conjunto de visitas, a todos los distritos de la región Callao, organizado por las autoridades de la Región Policial Callao.

Entre los principales organizadores encontramos al General de la Región Policial Callao, Claudio Tello Benites, el Jefe de la Oficina de Participación Ciudadana de la Región Callao, Comandante Guillermo Bonilla Arévalo, y diversos medios de comunicación de la zona. Participaron también Cesar Bazán y Nancy Mejía del Área de Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal; el alcalde de la Municipalidad de Mi Perú, Reynaldo Encalada Tobar; el coronel Luis Vilca Cornejo, Jefe distrital de Ventanilla; el Coronel Luis Segura Carranza; Luis Camillo de la Cruz, Coordinador de las Juntas Vecinales en la Región Callao; el comisario Mi Perú, Mayor Denis Pizarro Vergaray; y los coordinadores zonales de las Juntas Vecinales de Mi Perú.

El evento se inició con la exposición realizada por los integrantes del IDL-SC quienes describieron las características de la inseguridad en el distrito y las funciones que debían realizar los principales actores de seguridad ciudadana: los vecinos, la policía y la municipalidad. Luego, se narró una serie de experiencias exitosas que daba a conocer las posibilidades de acción con las que cuenta una comunidad organizada. Recordemos que la organización vecinal se convierte en un ente fiscalizador de las actividades policiales y municipales y, al mismo tiempo, potencia las capacidades de la comunidad, solicitando mejores servicios, accediendo a programas estatales de salud y trabajo, y manteniendo un territorio más seguro y controlado.

Fue importante la participación del General Claudio Tello, cuando reconoció el valor de las Juntas Vecinales, como aliado principal de la PNP en la lucha contra el crimen y la delincuencia. Mencionó, además, que los vecinos eran los únicos participantes del evento que no recibían una remuneración y que ese nivel de compromiso resultaba motivante para la policía. Finalmente explicó que atender los requerimientos de la comunidad es una prioridad para la PNP y que no hay excusas para no acompañar el trabajo de las Juntas Vecinales.

La parte principal de este encuentro vecinal se desarrolló a través del diálogo directo entre la comunidad y sus autoridades, debido a que de esta forma es posible conocer las necesidades reales de la población y las dificultades específicas con las que conviven en materia de inseguridad. Por supuesto, como sabemos, los vecinos reconocieron que muchas veces no son tomados en cuenta por las autoridades, sin embargo, en este primer encuentro en Mi Perú, se llegaron a acuerdos de coordinación y compromiso para el fortalecimiento de las Juntas Vecinales.

Consideramos que el trabajo en conjunto que se encuentran realizando el General Tello y el Comandante Bonilla, al que bien conocemos por su trabajo de policía comunitario, debe ser entendido como una posibilidad para ejecutar grandes cambios en la perspectiva del trabajo policial. Ambas autoridades han reconocido que las JJ.VV. deben ayudar a la policía denunciando actos de corrupción dentro de la institución, para que se recupere la confianza ciudadana y con ello se avance en la consolidación de la alianza entre policía y comunidad. Debemos dejar de lado la visión de que la inseguridad es un tema únicamente policial. Hay que buscar caminos, como los que se están recorriendo en el Callao, que nos lleven a involucrar a las municipalidades y a la comunidad, para realizar trabajos preventivos que permitan atacar las causas reales de la delincuencia.