El Informe Anual de Seguridad Ciudadana 2016*
16/12/2016

Por séptimo año consecutivo, el Instituto de Defensa Legal – IDL publica su informe anual 2016. En él ofrecemos un diagnóstico actual de la inseguridad en el país, analizamos las políticas de seguridad del gobierno, destacamos las buenas prácticas locales, y anotamos los riesgos y los recursos preventivos con los que cuentan los distritos de Lima y Callao. Además, a diferencia de años anteriores, también profundizamos dos temas imprescindibles para la seguridad ciudadana: la violencia de género y el sistema penitenciario.

Este libro sale a la luz en el primer año de un nuevo gobierno, del presidente Pedro Pablo Kuczynski. De ahí que el informe se titule «Una nueva oportunidad para la seguridad ciudadana». El subtítulo busca mostrar que este nuevo gobierno puede ser una nueva oportunidad, ya que en el año 2010 consideramos que el legado de Alan García fue “un país más inseguro”, y el balance del gobierno de Ollanta Humala en el 2015 fue “un quinquenio sin cambios sustanciales”.

Ahora bien, ¿cuál es el escenario de la seguridad ciudadana en el país? En el informe consideramos que la delincuencia está en un proceso de tránsito. Si bien las cifras de victimización todavía se mantienen en 3 de cada 10 personas, la tasa de homicidios y la percepción de inseguridad por delitos violentos continúan aumentado, entre otros indicadores. Esto quiere decir que de ser un país que se caracteriza por tener muchas víctimas, el Perú está pasando a ser un país mucho más violento.

Si ese es el escenario ¿qué viene realizando el actual gobierno? ¿Son medidas acertadas o más bien significan un retroceso? Nuestro balance es claro: se han producido importantes avances, sobre todo vinculados a la persecución y control del delito; pero también algunos temas ausentes y retrocesos, principalmente en materia de prevención policial y de exclusividad de la función policial.

Entonces, tenemos un diagnóstico poco optimista, una gestión que intenta mejorar las cosas, mientras que desde las iniciativas locales hay varias buenas experiencias que brindan extraordinarios resultados y que antes no habían sino reconocidas. Por ello, queremos destacar cinco buenas prácticas. Nuestra intención no solo ha sido buscar la excepción sino más bien su radiografía para encontrar pistas y apoyar en que sean políticas públicas. ¿Qué hace que un trabajo en seguridad sea una buena práctica?

Por último, analizamos los riesgos y recursos preventivos de seguridad ciudadana en los 50 distritos de Lima Metropolitana. Dicho análisis demuestra, entre otras cosas, que aún se mantiene una relación perversa en las políticas de seguridad: los distritos más pobres tienen menos recursos para enfrentar este flagelo; sin embargo, ante esa adversidad, se demuestra que son los más organizados.

Así pues, este informe busca convertirse en una herramienta útil que contribuya a generar nuevas y mayores oportunidades para la seguridad ciudadana, de modo que en el Bicentenario, cuando el IDL-Seguridad Ciudadana publique su informe número 12, el Perú sea un país más seguro para todos y todas, pero particularmente para las mujeres y las niñas.

[*] Artículo publicado originalmente en Justicia Viva: http://www.justiciaviva.org.pe/new/principales-resultados-del-informe-anual-de-seguridad-ciudadana-2016/